PATATAS A LA RIOJANA

Ingredientes (Para 4 personas)

- 4 Patatas grandes

- 2 Chorizos

- 2 Dientes de ajo

- 1 Cebolla 

- 2 Guindillas

- Pimiento Choricero

- Pimentón dulce

- Caldo de carne

- Avecrén

- Aceite de Oliva

Elaboración


Para empezar pelamos y cortamos las patatas en cuadrados, no muy pequeñas para que no se nos deshagan, también cortamos los dientes de ajo y la cebolla en pequeño, además  del chorizo en rodajas de 1 cm. 

Ponemos en una cazuela el aceite de oliva, cubriendo el fondo, y agregamos el ajo y las guindillas, ponemos a fuego medio y cuando empiece a bullir, echamos la cebolla y dejamos que se poche. Cuando veamos que la cebolla este blandita es el momento de poner el chorizo el cual sofreimos durante unos 2 minutos, pasado ese tiempo ponemos dos cucharadas de postre de pimiento choricero y una de pimentón dulce y removemos fuera de fuego para que cocine pero sin quemarlo. 

Añadimos las patatas y volvemos a remover y cubrimos con el caldo de carne un dedo por encima de las patatas y ponemos a fuego medio durante 15 minutos, los 10 primeros tapadas, pasado ese tiempo vemos si la patata está blandita, si no es así dejamos cocer durante 5 minutos más destapadas hasta que queden en su punto. Una vez cocidas, dejamos reposar y ya no queda más que emplatar y a DISFRUTAR!!!.

Coméntanos si te ha gustado la receta, o si quieres ponerle tu toque personal no dudes en contárnoslo, y no olvideís que la próxima semana otra rica receta con un poquito de AGUACHUPEY!!!.

PATATAS A LA RIOJANA

Las primeras noticias sobre este guiso, tan económico como importante en el maridaje de los caldos riojanos, datan del siglo XIX. Con la invasión de Napoleón se extendió el consumo de las patatas como alimento en España, cuenta la leyenda que un farmacéutico francés que pasaba hambre descubrió por casualidad que las patatas estaban buenísimas. En España ya se conocían las plantas, llegaron en el año 1570 de mano del explorador Pedro Cieza de León usándose entonces como planta ornamental.

En Aldeanueva de Ebro la historia lleva al nombre de “patatas de la era“, así llamadas porque eran el plato contundente en la época de la trilla. Durante las largas jornadas de trabajo se necesitaban muchas energías y estas se conseguían con las patatas y “chorizo de la olla“. Así se conservaba antes el chorizo, una vez curado se metía en una olla cubierto con manteca de cerdo, ni que decir tiene que el chorizo de hoy no se puede comparar con aquel, doy fe de ello, aun llegué a tiempo de comer ese chorizo hecho con la carne de cerdos criados en casa. Este guiso acompañado de un buen trago de vino era el mejor reconstituyente de la época.

El conocimiento extendido de este humilde y a la vez importante plato de la gastronomía riojana, se debe a que el prestigioso chef Paul Bocuse visitó una bodega  y se puso ciego, después de comerse el  tercer plato dijo, estas patatas deberían ser la bandera de España en el mundo y yo creo que se denominan patatas a la riojana porque marida perfectamente con un buen vino tinto y unas guindillas de la tierra.



Comentarios

Entradas populares de este blog

MANITAS DE CERDO A LA ASTURIANA

PATATAS RELLENAS ASTURIANAS