AJO BLANCO DEL COCINILLAS

Ingredientes (Para 4 personas)

- 200 gramos de almendra cruda.

- 2 dientes de ajo.

- 150 gramos de miga de pan duro

- 250 ml de aceite de oliva virgén.

- 50 ml de vinagre de vino o de manzana.

- 750 ml de agua.

- Uvas de moscatel.

- Sal.

Elaboración:

Para empezar cogemos el pan duro y le quitamos la corteza, dejamos solo la miga que la ponemos a remojo en agua hasta que quede maleable y reservamos.

Las almendras tienen que estar peladas y crudas, si tienen piel las tendremos que pelar para ello ponemos agua a hervir y colocamos las almendras en un colador de metal y las metemos un par de veces y las escaldamos dejamos enfriar y de está manera ya pelan mucho mejor, cuando las tengamos listas reservamos.

El siguiente paso es utilizar una batidora américana en la que ponemos el pan, los dientes de ajos pelados, las almendras crudas, unas 20 uvas, el aceite de oliva, la vinagre, el agua y la sal (al gusto) y trituramos hasta que quede todo fusionado hasta que tenga la consistencia deseada, si notamos como grumillos podemos colarla para que quede lo más fina posible, una vez lo tengamos solo nos queda meter en la nevera unas 4 horas más o menos, para que quede lo más fresquita posible.

No nos queda más que emplatar, y para ello echamos en un plato de nuestro gusto un para de cucharadas, luego le añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgén y unas uvas (al gusto), y a DISFRUTAR!!!.

Coméntanos si te ha gustado la receta, o si quieres ponerle un toque personal no dudes en contárnoslo. Y no olvideís que el próximo lunes otra rica receta con un poquito de AGUACHUPEY!!!.

Nota importante:
El ajo blanco es una sopa fria típica de la cocina andaluza y extremeña, que se puede acompañar de uvas o melón. Receta muy veraniega que tiene multitud de variaciones, se podría decir, que no hay dos ajos blancos iguales.
Su origen esta en la gastronomía romana. Sus ingredientes son muy comunes a los que abastecían a la sociedad en la Antigüedad. Lo que explicaría también por qué se ha popularizado en estas zonas de la Península Ibérica, ya que los romanos construyeron sus posiciones más importantes en Extremadura y Andalucía. 

Aunque creada en pleno resplandor romano, esta comida siempre se ha considerado un plato humilde. Tanto que sirvió de abastecimiento a las familias durante la Guerra Civil y posterior Pos-Guerra Española. Algo que no eclipsa que sea un plato rico y muy nutritivo.


AJO BLANCO DEL COCINILLAS





Comentarios

Entradas populares de este blog

MANITAS DE CERDO A LA ASTURIANA

PATATAS RELLENAS ASTURIANAS